La juventud y la cocina de leña moderna

La cocina de leña es un producto que nos trae muchos recuerdos pero que en los últimos años ha evolucionado enormemente. A la gente joven (y no tan joven) le viene a la cabeza aquellas cocinas de leña de la casa de la abuela. Nos acordamos que al entrar los domingos de visita a la casa del pueblo de los abuelos, en invierno, lo primero que hacíamos era quitarnos el abrigo y poner las manos cerca de la cocina de leña para calentarnos e incluso pedir permiso para echar una leña retirando las anillas de la chapa con el gancho, y, sin pedir permiso… habríamos la cazuela humeante para oler aquellos ricos guisos o incluso hacernos con un trozo de chorizo de la cazuela a modo de aperitivo.

Los modos de vida han cambiado, se vive contrarreloj, en grandes ciudades, dando prioridad a las comidas rápidas y de baja calidad, a los sistemas calefactores urbanos contaminantes y no respetuosos con el medio ambiente... Por ello, las cocinas también se han ido adaptando a los tiempos  modernos pero, en el caso de las cocinas de leña, no han perdido la esencia y sus virtudes. En DPM conocemos a gente joven que reside en ámbitos rurales, semiurbanos o incluso en barrios residenciales de las grandes ciudades, que califican a la cocina de leña como “la joya” de la vivienda, “lo mejor” de la casa, etc…

Las cocinas de leña ya no son ese elemento anticuado, de color negro, de hierro, tosco, triste… de antaño. La gente joven demanda cosas nuevas, modernas y mayores y mejores prestaciones. Por ello, desde DPM apoyamos este producto y estamos a la vanguardia del mercado, siempre con un guiño a la juventud, a las personas jóvenes, ya que es preciso explicar las bondades y prestaciones de este producto, entre otras cosas, para que no se pierda “la joya” de la vivienda, “lo mejor” de la casa, el cálido ambiente…

El producto que mejor define esta “nueva ola” de cocinas de leña es la combinación de cocina de leña+cocina de inducción (o vitro, o gas)+campana extractora, lo que llamamos, combinaciones.

Este producto permite a la gente joven (y no tan joven) sacar el máximo partido a su cocina ya que permite cocinar rápidamente en la cocina de inducción o gas y además sacar el máximo provecho a la leña de forma tal que se pueden calentar grandes estancias (en los modelos calefactores incluso calentar agua para llevar a los radiadores) y se puede disfrutar de cocinar en la chapa de fundición y el asado en el horno. La chapa nos va a permitir cocinar platos a fuego lento y por tanto de una calidad culinaria superior como por ejemplo cualquier tipo de guiso, potajes,… y en el horno se puede asar cordero, empanadas, pizzas, pollos, etc…

El diseño para la gente joven también es importante, por ello, las combinaciones tienen diseños modernos. Podemos elegir entre una gama extensa de colores, combinarlos con el acero inoxidable o con herrajes artísticos para darle nuestro toque personal a la cocina. La combinación es perfecta para armonizar con la cocina todos los elementos, incluida la campana extractora, donde podemos elegir entre cinco modelos diferentes.

Por tanto, en nuestra cocina podemos armonizar todos los elementos que demanda una persona joven en nuestros días. Cocinar con rapidez en la cocina de inducción o gas, calentar nuestra vivienda de una forma eficiente y respetuosa con el medio ambiente, cocinar con una calidad superior con la cocina de leña y tener un diseño moderno, actual y homogéneo de todos los elementos. Si eres una persona joven y estás pensando en realizar una reforma de tu vivienda o vas a comprar una nueva, pídele al constructor que realice en tu cocina la chimenea con la salida de humos adecuada para este tipo de producto u otros similares.

Para cualquier consulta o duda, el equipo humano de DPM está a tu servicio.

 

 

 

Please like & share:
Publicado en BLOG.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *